miércoles, 29 de junio de 2011

Guía para el cuidado de las orquídeas - Mes de Julio

   Estamos ante el mes más frío del año, donde las plantas no necesitarán grandes tratamientos. Lo principal será tener cuidados ante las temperaturas bajas, sin descuidar lo relativo a la luz y a la humedad.

   En plantas que requieran muchas luz, como las Vandas, se puede adicionar iluminación artificial. Las plantas que están en flor o pimpollo necesitan de humedad en sus raíces para mantener turgentes sus flores y que los pimpollos puedan seguir su desarrollo. Hay que tener precaución de que estos riegos sean lo estrictamente necesario para no ahogar las raíces, pero si asegurar la humedad que las plantas necesitan. Para las plantas que se tienen en el interior se puede asegurar su humedad poniendo la maceta sobre una bandeja con piedra o leca de forma que la planta no este en contacto directo con el agua que se pone en la bandeja. Así se logra mejorar la humedad en el ambiente de la planta.

   Los riegos deben seguir siendo escasos para casi todos los géneros. No regar en días muy fríos, cuando la temperatura baje de los 15ºC. Los riegos, cuando se realicen, deben ser menores para que la planta no quede húmeda por las noches. Las raíces humedas y el frío pueden ser mortales para las plantas.

   Para proteger las plantas del frío se puede utilizar tela antihelada para cubrirlas. Otra manera de impedir la helada es aumentando la humedad mojando el piso del vivero.

Reglas generales para los principales géneros

Vandas y Ascocendas: Nutrir con fertilizante 20/20/20 una vez al mes. Protegerlas del frío intenso. Darles buena luminosidad, ya que estas son las que más cantidad de luz y calor necesitan. No olvidar que necesitan ser rociadas con asiduidad.
 


Oncidium y Miltonias: Regar 2 a 3 veces por semana. Luz: deben recibir alta luminosidad. Solo un 50% de sombra. Controlar babosas. Los Oncidium autóctonos soportarán bien el frío, más no las heladas. Los que provienen de zonas cálidas necesitan estar adentro o en vivero.

Phalaenopsis y Miltoniopsis: No transplantar. Proteger de bajas temperaturas. Fertilización 2 veces al mes. Tutorar varas florales. No cambiar de posición las plantas. Controlar babosas.
 
Cattleyas y sus híbridos: Fertilización: 2 veces al mes. Controlar bacterias y hongos. Disminuir riego por bajas temperaturas. Controlar babosas. Deben recibir buena luminosidad.
 
Cymbidiums: Pasan a sol directo y se riegan menos si baja la temperatura. Se los debe proteger sólo si esta es menor a 5ºC. Se deben proteger de las lluvias si el clima es muy húmedo. Si comienza a abrir sus flores debe incrementarse el riego y un poco la fertilización.
 
 
Dendrobiums: Los Dendrobium tipo nóbile requieren frío en el invierno, no los lleve adentro, déjelos en un lugar protegido de las heladas y recibiendo buena luz. Reducción del riego. No asustarse cuando sus pseudobulbos en forma de cañas se arruguen.
 
 
Fuentes:
- Fischer, Ana Luisa. "Cómo hacer cultivo de orquídeas". Ed. Grulla, 2006.
- Freuler, María Julia. "Orquídeas". Ed. Albatros, 2006.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario