miércoles, 4 de octubre de 2017

Catasetum macrocarpum


  Esta especie de Catasetum es originaria de Sudamérica, con citas para Trinidad y Tobago, Colombia, Venezuela, Guyana, Guayana Francesa, Surinam y Brasil. Estas plantas crecen entre el nivel del mar hasta los 1.200 msnm. cercanas a los ríos o costa del mar o bien las tierras bajas como ocurre en los estados brasileños del Amazonas, Pará, Pernambuco y Bahía. 

  Ctsm. macrocarpum es una orquídea epífita, de tamaño grande (90cm), y crecimiento simpodial. Sus pseudobulbos son robustos, fusiformes, que cuando son jóvenes están cubiertos por las vainas de las hojas. Estás últimas llegan a medir hasta 45cm de largo y 7cm de ancho.


  La inflorescencia (20-30cm) surge de la base del pseudobulbo. Inicialmente erecta, luego se arquea por el peso de las 5-10 flores que carga en el tercio superior de la vara. Las flores tienen forma de copa, no abren completamente, y como en todas las especies del género pueden ser femeninas o masculinas. No resupinadas. Las flores masculinas pueden ser de un color que va desde el verde al amarillo verdoso con mas o menos spots púrpuras. Las femeninas son verdes, también con algunas máculas de color marrón. Los pétalos están casi ocultos por los sépalos, punta aguda. El labelo es rígido, carnoso, coriáceo, lóbulos laterales erectos, redondeados. Amplia temporada de floración, aunque el otoño es la época de mayor presencia de flores.



  Ctsm. macrocarpum debe cultivarse con luz filtrada en un lugar aireado. La humedad ambiente debe rondar a lo largo del año entre los 75 y 80%. En cuanto al riego hay que tener en cuenta que las lluvias van de moderadas a abundantes desde finales de primavera a entrado el otoño, para luego tener un invierno seco. Se deberá regar desde que los brotes nuevos tiene ya un cierto tamaño y varias raíces nuevas, para dejar de hacerlo cuando el brote maduro comienza a tumbar sus hojas. Las temperaturas de su habitat tienen promedios máximos de 25/27ºC y mínimos en invierno que promedian los 13/14ºC, pudiendo adaptarse bien a temperaturas algo más bajas. 


  Su cultivo puede hacerse montada en tronco, aunque demandará riegos seguidos sobre todo en la temporada de verano para brindarle la humedad necesaria. Para mantener mejor la humedad se la puede cultivar en canastas o bien en macetas, aunque en esta última opción deberá brindársele un buen drenaje que no retenga humedad en exceso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario