domingo, 7 de septiembre de 2014

Dendrobium anceps


Dendrobium anceps Sw., Kongl. Vetensk. Acad. Nya Handl. 21: 246 (1800)

Homotypic Synonyms:
Aporum anceps (Sw.) Lindl., Gen. Sp. Orchid. Pl.: 71 (1830).
Ditulima anceps (Sw.) Raf., Fl. Tellur. 4: 41 (1838).
Callista anceps (Sw.) Kuntze, Revis. Gen. Pl. 2: 654 (1891).

  Se trata de una planta epífita de crecimiento simpodial, cuyo follaje se parece a un cactus o a una suculenta. Las hojas son frondosas, péndulas, carnosas, puntiagudas, superpuestas y caducas. Los tallos, que se encuentran ocultos por las hojas, tienen entre 15-40cm, aunque pueden llegar hasta los 75cm de largo.


  Florece desde finales del invierno y en primavera. La inflorescencia, corta, sale en la parte superior de los tallos desde los nodos situados debajo de cada hoja. Cada inflorescencia carga una sola flor de 1,5-2cm, fragante, de larga duración, generalmente de color amarillo en ocasiones pueden tener un tono verde o marrón.

  Dendrobium anceps está distribuida en el nordeste de la India, oriente de Nepal, Bangladesh, Myanmar, Laos, Tailandia, Camboya y Vietnam. Crece en valles tropicales y subtropicales, a una altura de entre los 200 y 1400 metros.


  Las temperaturas del verano promedian los 29ºC durante el día, por las noches 22ºC. En invierno los promedios van desde un máximo de 22ºC y mínimas de 7ºC.  En cuanto a la luz que reciben en su habitat, es baja durante el verano debido a la nubosidad elevada de la época. En invierno los días son más despejados y por consecuencia recibe más luz.


  La humedad promedio durante el verano ronda el 85%. Desciende a 70-80% en otoño y más aún durante el invierno, donde en esos meses llega sólo a ser entre el 55-60%. Las condiciones son muy húmedas durante los meses de verano y muy seco durante el invierno. Primavera y otoño son períodos de transición muy cortos. En cultivo debe tratar de mantenerse la humedad de manera uniforme desde inicios de primavera hasta la llegada del otoño. Cuando los brotes maduran (finales de otoño) el riego y la humedad deben reducirse. La temporada de lluvia se extiende desde fines de octubre hasta mediados de abril, donde las precipitaciones disminuyen bruscamente, siendo escasas durante el invierno.


  Se la puede cultivar en un tronco o en una maceta con buen drenaje, en un lugar con media sombra. Requiere de un invierno frío donde se le de un riego mínimo, de mantenimiento. Entre riego y riego debe dejarse que la planta se seque, aunque sin que pase largos períodos seca. En cuanto a la temperatura adecuada, si bien los datos del hábitat marcan medias bajas para el área, en cultivo la planta se desarrolla mejor si las mismas no descienden de los 12ºC. Días frescos y secos, con un aumento de luz, pueden ser necesarios para incentivar la floración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario