domingo, 31 de mayo de 2015

Arpophyllum giganteum


  Especie que está citada para México, Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Colombia, Venezuela y Jamaica donde normalmente crece en los bosques nubosos en zonas montañosas.

  En Venezuela hay reportes cercanos a la frontera con Colombia en el estado de Táchira, donde se la encuentra entre los 900 y 1100 msnm. En México se la encuentra entre los 350 y 2100 metros, en las laderas de la Sierra Madre Oriental, la Meseta Central y la Sierra Madre de Chiapas. Arpophyllum giganteum fue descrita por el botánico y explorador alemán Karl Theodor Hartweg y publicado en Annals of Natural History en 1840 en base a un ejemplar colectado en el estado de Oaxaca (México).


  Arpophyllum giganteum es una planta de gran porte que llega a los 75cm de alto, epífita, simpodial, donde sus pseudobulbos crecen de forma poco espaciada sobre el rizoma. Carga una sola hoja apical, erecta a arqueada, que termina en punta. La inflorescencia surge de los pseudobulbos maduros, tiene unos 25-40cm de largo y carga una gran cantidad de pequeñas flores (0,7cm) de color rosa púrpura. Florece desde finales del invierno y durante la primavera.


  Existen tres subespecies citadas y reconocidas en el World Checklist del Kew, para las cuales Robert Dressler estableció una clave para distinguirlas: 

     + Sépalos 4-5mm de largo; columna menos de 3mm; hojas generalmente más de 2,5cm de ancho, inflorescencia 10-16 x 1,8-2, 5cm. ..... A. giganteum subsp. giganteum

     + Sépalos laterales 6-9mm de largo, columna generalmente de 3mm o más hojas de hasta 2, 5cm de ancho, inflorescencia más corta que la de arriba descrita: 
             - si la inflorescencia es de 3-7cm de largo... A. giganteum subsp alpinum
             - si la inflorescencia es de 6-10cm de largo... A. giganteum subsp. mediano


  Para su cultivo requiere de estar en un lugar con luz filtrada o difusa, nunca expusta al sol directo del mediodía. Además debe ubicarsela en un sector donde se le asegure tener movimiento de aire.

  Las temperaturas medias ideales para su cultivo son en verano 29ºC - 15ºC. En invierno la mínima media debe rondar los 9-10ºC, aunque debido a que son plantas que están presentes en un amplio rango de altura, son bastantes tolerables a soportar temperaturas más bajas.


  La humedad que requieren es entre el 70-75% en verano, descendiendo en la temporada de invierno a 55-60%. Las lluvias mayores desde finales de primavera hasta que empieza el otoño, donde comienza una época de escasas y nulas precipitaciones, aunque la humedad ambiente se ve beneficiada en este período por las espesas neblinas y rocíos. En cultivo deberá regarselas de forma seguida cuando la planta está en época de crecimiento para en el invierno solo proveerla de riegos de mantenimiento.


  Como medio de cultivo se aconseja maceta plástico o de barro cocido, con un sustrato que permita un buen drenaje y no quede encharcado ya que es una planta susceptible al exceso de humedad en sus raíces. Cuando el sustrato comienza a deteriorarse la planta debe ser replantada, siempre teniendo en cuenta que el mejor momento para realizarlo es cuando están surgiendo los nuevos crecimientos.



2 comentarios: