miércoles, 26 de agosto de 2015

Cattleya labiata

  Esta es una especie endémica del Brasil que tiene su habitat natural en la región nordeste de ese país, estando presente en los estados de Alagoas, Ceará, Paraíba, Pernambuco y Sergipe, donde vive en zonas montañosas creciendo entre los 500 y 1000 metros.


  Cattleya labita fue la primera planta del género descrita, hecho que ocurrió en la segunda década del siglo XIX con una planta que floreció en los viveros de William Cattley. Fue John Lindley el encargado de describirla y publicarla en Colletanea Botanica en el año 1821. Al nuevo género creado Lindley lo llamó Cattleya, inmortalizando así al horticultor inglés. El nombre de la especie, labiata, fue colocado debido a lo llamativo de su labelo.


  Estas primeras plantas fueron enviadas desde Brasil por el naturalista William Swainson, quien no reveló el lugar donde encontró dichas plantas, y tras su desaparición en una expedición por Nueva Zelanda, C. labiata estuvo desaparecida por muchos años, ya que todos creían que provenía de alguna región cercana a Río de Janeiro. Fue finalmente en el año 1889 que esta especie fue redescubierta en su habitat natural, cuando un recolector de insectos recorría el estado de Pernambuco enviado por el coleccionista francés Monsieur Moreau quien también tenía el hobby de cultivar orquídeas y de allí que le enviaran este tipo de plantas. Fue Frederick Sander, de la firma británica Sander Ltd. quien en una visita a Moreau vio florecidas estas plantas y las identificó como la extraviada C. labiata.


  Cattleya labiata Lindl., Coll. Bot.: t. 33 (1824) crece en la región nordeste de Brasil en alturas que van desde los 500 a los 1000 msnm, donde no hay estaciones definidas, existe una época dominada por las lluvias llamada invierno y otro período seco conocido como verano. La temperatura media en la temporada lluviosa es de 22ºC, mientras que en el verano esa media se incrementa a 28ºC.



  Es una planta que puede alcanzar los 60cm de altura. Sus pseudobulbos son ligeramentes aplastados y surcados. Tiene una sola hoja apical, rígida, la cual según las condiciones de cultivo, principalmente la luz, pueden variar en tamaño e inclusive forma. Cuando crecen expuesta a alta luz las hojas son de menor tamaño y se posicionan en posición vertical de modo de ofrecer menos superficie expuesta directamente al sol.



  La inflorescencia de la C. labiata surge en otoño -también puede florecer en verano- y carga generalmente 2 flores por hasta pudiendo llegar a tener 5, de unos 12-18cm, son de larga duración, muy perfumadas durante la mañana. Tiene una amplia gama de colores aunque típicamente son de color lila, con sutiles variaciones de tono entre distintos ejemplares. El labelo, cuyos lóbulos laterales se doblan formando un tubo sobre la columna, es de color púrpura con un margen blanco, con un color amarillo en la garganta atravesado por líneas púrpuras. Existen además numerosas variaciones de colores entre las muchas variedades descritas.




  Para su cultivo necesita de mucha luz, marcado por un color verde claro en sus hojas. Requiere además de buena circulación de aire, más cuando se la cultiva con alta luz. Mientras está en la etapa de crecimiento debe brindársele riegos abundantes, y un período de riegos mínimos antes de su floración. Debe dejársela secar entre riegos. La humedad ambiente es alta durante todo el año, 85-90%, disminuyendo durante la temporada de primavera donde las condiciones son  más secas hasta principios del verano, sin embargo la humedad permanece alta (75-80%) gracias a los rocíos matinales. 




  Se la puede cultivar en macetas, principalmente de barro, o canastas. En la primera debe asegurársele un buen drenaje. El sustrato a utilizar debe ser de un tamaño medio. En caso de cultivarla montada en troncos se tendrá la necesidad de aplicar riegos más seguidos. 

1 comentario: