domingo, 9 de julio de 2017

Habenaria medusa


 Esta especie de orquídea terrestre se encuentra presente en las islas asiáticas de Sumatra, Java, Borneo y Sulawesi (Indonesia). Allí las plantas se hallan creciendo en pastizales a elevaciones que van desde los 100 a los 1000 msnm., en áreas que tienen una estación seca marcada.


  Esta especie es comúnmente conocida como Habenaria medusae, pero su nombre correcto, aceptado en el Checklist del KEW es Habenaria medusa Kraenzl., Bot. Jahrb. Syst. 16: 203 (1892)

  Esta orquídea produce una roseta basal de hojas desde donde surge un tallo erecto que llega a los 40cm de largo. Carga hojas lanceoladas de unos 15cm de largo que se encuentran distribuidas desde la base del tallo.



  La inflorescencia surge en verano en un racimo apical que carga varias flores (10/20) de unos 3cm de ancho. Son blanquecinas y de color verde pálido. El labelo es trilobado. Los lóbulos laterales se dividen en unos 15 lóbulos estrechamente lineares de hasta 2cm de largo. El lóbulo medio es lineal, muy convexo y de mide menos de 1 cm de largo. Posee una espolón que surge de la base del labelo de unos 3/4cm. de largo. Estas sorprendentes flores hacen recordar a una medusa, de allí el nombre adjudicado a la especie.



  Habenaria medusa crece en lugares con luz difusa o filtrada, donde nunca está expuesta al sol directo en horas pico y siempre hay buena corriente de aire. Las temperaturas medias de su hábitat rondan máximas de 29ºC con noches donde esas temperaturas bajan hasta los 18ºC. Estas medias son constantes durante todo el año.

  La humedad ambiente es alta durante el verano, promediando entre un 70/80%, mientras que durante el invierno la misma baja a medias de entre 50/60%. Las lluvias son abundantes durante casi todo el año, mientras que durante los meses de inviernos estas se vuelven escasas o nulas. A pesar de esto en cultivo se las debe regar frecuentemente, sobre todo en la temporada de crecimiento, y siempre utilizar un sustrato con buen drenaje que evite el encharcamiento. El riego debe mermarse cuando sus hojas se tornan amarillas y caen, ya que comienza la temporada de reposo de la planta el cual debe respetarse estrictamente. El riego debe volver cuando aparecen los nuevos brotes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario