martes, 11 de noviembre de 2014

Bulbophyllum lobbii


  La presencia de esta orquídea se encuentra generalizada en todo el sureste asiático. Se extiende desde la zona este del Himalaya, Assam (nor-este de India) y Bangladesh, hacia el sur, pasando por Birmania, Tailandia, Camboya, Malasia, Indonesia (Borneo, Sumatra, Java y Leeser Sunda Islands), llegando a las islas Filipinas (Palawan y Luzón). Las plantas crecen en las elevaciones que van desde los 200 a 2.000 m.


  Bulbophyllum lobbii fue descrita y publicada por John Lindley en 1847. Es una orquídea epifita con crecimiento simpodial, de tamaño pequeño a mediano -puede llegar a los 30cm-, sus pseudobulbos tiene forma de huevo y crecen espaciados entre si, cargan una sola hoja apical, oblonga y coriácea. 

  Florece en verano con una inflorescencia que mide unos 10-15cm, que surge de un nudo del rizoma. Carga una sola flor de entre 7 y 10 cm, de larga duración, perfumada; su color  puede variar desde el amarillo pálido al verde-oliva o al naranja con líneas en tono púrpura o amarronadas. Su labelo, pequeño y móvil, es del mismo tono que los demás segmentos de la flor. En cada nuevo crecimiento se pueden producir múltiples inflorescencias.


  Bulbophyllum es el nombre genérico que se refiere a la forma bulbosa de las hojas. Por su parte el epíteto lobbii  fue otorgado en honor al botánico británico Thomas Lobb, quien junto a su hermano William Lobb, recolectara plantas para el vivero Veitch en el sureste asiático durante el siglo XIX.

  Se la debe cultivar en condiciones de sombra con temperaturas medias entre los 26ºC y los 14ºC casi todo el año, ya que en su lugar de origen estas son bastantes estables durante los doce meses. Requieren de una humedad alta, 75-80% a lo largo de todo el año. El riego debe dárselo de forma pareja, ya que las lluvias en su habitat promedian entre los 200 y 300 mm mensuales, con breves períodos semi-secos, uno en invierno, y otra a finales de primavera o principios del verano. Las plantas cultivadas deben mantenerse húmedas y no permitir que se sequen, aunque cuando se la cultiva en climas más templados o frescos se debe ser más cuidadoso con los riegos durante los meses de invierno, reduciéndolos a los mismos.




  Lo más común es cultivar esta orquídea en canastas o macetas con un sustrato de rápido drenaje, pero con algún ingrediente que retenga algo de humedad, como por ejemplo musgo sphagnum. Siempre es aconsejable tenerla en un lugar aireado.

  Los Bulbophyllum no gustan mucho del trasplante y B. lobbii no es la excepción,  por eso en caso de que la planta esté creciendo fuera de la maceta o canasta lo mejor es ponerla dentro de otra más grande y dejar que la planta siga creciendo. En el caso de que el trasplante sea necesario, debe hacércelo cuando la planta está en pleno proceso de crecimiento, emitiendo nuevas raíces, lo que le permitirá a la misma establecerse rápidamente en el nuevo medio de cultivo.






2 comentarios:

  1. Muy instructivo! Gracias!! Tengo uno que no florece, lo tengo hace 5 años,la planta crece y parece estar bien, pero no florece. Podrían ayudarme indicándome como fertilizarlo para que florezca? Gracias por la enseñanza y por la atención! Hildanuevas

    ResponderEliminar
  2. Informacion valiosa, yo tambien tengo una k no me ha floreado, sin embargo creo k los cuidados no estan mal, solo un periodo de reposo de riegos...Muchas Gracias por compartir sobre los requerimientos para un correcto cuidado.

    ResponderEliminar